Enrique D. Zattara: “Me gusta generar espacios que hagan que el campo cultural británico se interese por nuestra creación”

¿Cómo empezaste con El Ojo de la Cultura, y posteriormente, con la editorial y la radio?

R : El Ojo de la Cultura era un proyecto que fundé viviendo en Málaga, con un programa de televisión y una página cultural. Cuando me mudé a Londres en 2015, adapté el proyecto para convertirlo en El Ojo de la Cultura Hispanoamericana. Su objetivo es el de conectar y promover la actividad de artistas de habla castellana que residimos en países europeos que no son el de origen. Empezamos en UK organizando “cabarets culturales”, con poesía, música, teatro y otras artes combinadas; conferencias y lecturas de poesía (Leyendo Poesía In London); otras actividades como un ciclo de difusión de autores latinoamericanos en inglés, con críticos y especialistas, que coordinamos junto al Instituto Cervantes; etc. Muy pronto, con la compañía del crítico colombiano Juan Toledo fundamos ZTR Radio, una radio cultural bilingüe en podcast, en donde hemos realizado ya más de doscientos programas básicamente dedicados a debatir la cultura universal desde una mirada hispanoamericana, difundir artistas e incluso promover y debatir las cuestiones identitarias latinoamericanas; e iniciamos además Talleres Formativos en Literatura y Periodismo. Más adelante, vi la necesidad de completar esta actividad con nuestro propio fondo editorial, que desde que se inició, hace unos tres años, ya ha publicado alrededor de 30 volúmenes en géneros que van desde la poesía a los libros de arte.

¿Cómo puede la gente acercarse a conocer todos estos proyectos?

R: Hay un portal web de la radio (www.ztradio.online), que además da acceso a casi todos los otros recursos; y un blog del proyecto (www.elojodelacultura.blogspot.co.uk). Además, la editorial en particular tiene su catálogo en www.catalogoelojo.blogspot.co.uk. Los Talleres tiene también un blog donde se van publicando los trabajos de los participantes (www.visitantesletrados.blogspot.co.uk); además de las páginas de Facebook El Ojo de la Cultura y Talleres de Escritura El Ojo de la Cultura. La actividad puntual se promociona principalmente a través de la página de Facebook. Quienes quieran conectarse con nosotros, pueden hacerlo en el correo elojodelacultura@gmail.com

Además de gestor cultural, también eres escritor ¿Cómo conviven en tu vida el mundo de la gestión y de la escritura?

R: En cierto modo, para mí siempre fueron el mismo mundo. Son dos formas diferentes de la creación cultural y artística, una más individual y la otra colectiva. Piensa que además de tener 17 libros publicados he llevado adelante proyectos culturales toda mi vida, he publicado cuatro revistas literarias y -además- he vivido de un periodismo independiente, que me ha llevado a fundar mis propios medios. El equilibrio entre estos mundos ha variado de acuerdo a diferentes etapas de mi vida, pero siempre ha estado presente.

¿Cómo terminaste primero en España, y posteriormente en el Reino Unido?

R: Me fui de Buenos Aires en 1992, desilusionado con el camino que había tomado la democracia argentina nacida tras la dictadura (la política siempre fue otro de mis gusanitos que nunca pude evitar), y harto del mercantilismo y el encarnizamiento competitivo del campo cultural de entonces. Me dije entonces que tenía que irme lejos para huir de mis dos pesares: el periodismo y la política. En Málaga intenté cambiar radicalmente de forma de vida (menos en lo que se refiere a la práctica de la literatura), pero al fin acepté que lo único que sé hacer más o menos bien es escribir, así que volví al periodismo, e incluso tuve durante once años un periódico propio (y por supuesto, milité en un partido de izquierda). La crisis del 2008 fue derrumbando todas mis bases económicas, y entre volverme a la Argentina y hacer una experiencia nueva, preferí venir a Londres: otra cultura, otra lengua incluso. Era un desafío interesante. No me arrepiento, creo que he conseguido en pocos años construir un proyecto sólido que está actuando benéficamente sobre el sector cultural de habla hispana en Londres.

¿Qué te motivó a ayudar a la integración hispana en el Reino Unido?

R: Lo primero, integrarme a mí mismo. Mis problemas son, con variantes particulares, los de todo latino que viene a una cultura tan diferente. Pero en esta etapa, me he dedicado principalmente a la integración artística en particular. Y cuando digo integración, no sólo quiero decir defender la identidad latinoamericana y eso, sino entender que el artista que trabaja en otros ámbitos culturales se impregna de ellos y sufre transformaciones. Ya no es el mismo, Y esto es parte de la construcción de la identidad, también. No me gusta trabajar para crear “guetos”, sino para generar espacios que hagan que el campo cultural británico se interese por nuestra creación, y podamos participar de él en igualdad de condiciones. Está el problema de la lengua, claro, pero eso ya es para un tema aparte.

Sobre tu editorial, ¿cómo pueden los autores publicar en la misma? ¿Cuáles son los pasos a seguir?

R: Ediciones El Ojo de la Cultura tiene como objetivo principal brindar oportunidades a autores con dificultades para acceder al mercado editorial, nuevos autores, proyectos no convencionales, etc. Pero por supuesto está abierta a todo tipo de creadores. El proceso es complejo, como todos, pero si alguien quiere mas datos, no dude en escribirnos a elojodelacultura@gmail.com.

¿Las obras se publican en ambos idiomas?

R: Se publican obras en cualquier idioma. En cuanto a traducciones o ediciones bilingües, si es eso a lo que te refieres, depende de las traducciones, ya que en el funcionamiento actual del mercado editorial, traducir es carísimo. Otro tema que daría para un libro entero.

Sobre tu radio, ¿cómo manejan la situación actual con la pandemia?

R: La pandemia ha desbaratado todo en todos los terrenos, y este no podía ser menos. Hemos comenzado a hacer algunos programas a través de plataformas online, aunque no es lo mismo que el calor de un debate en un estudio cara a cara. Como esto al parecer irá para largo, hay que reinventarse de alguna forma, y estamos en eso.

Por favor, ¿puedes compartir uno de tus mejores recuerdos como escritor y como gestor?

R: Como escritor, creo que el mejor momento es siempre cuando pongo punto final a un libro. Puede que me desilusione después porque vea que el resultado no es lo que hubiese querido, pero el momento de terminar algo es siempre el más emocionante. Para mí siempre fue más importante escribir que publicar incluso, y sobre todo ahora que los años te dan una mirada más serena y las exigencias comprensibles del ego se han suavizado, me afirmo todavía más en eso. Respecto al ego, por muy criticado que sea, sostengo que sin un fuerte ego no hay escritor posible: ¿quién si no se enfrentaría a diario con el papel en blanco sabiendo que probablemente nunca vas a ganar un duro, cuando podría cobrar un sueldo fijo en un banco, especular con el dólar o poner un quiosco?

Como gestor, y sobre todo como coordinador de talleres y editor, lo mejor es cuando alguien te dice que gracias a tu trabajo y más que nada tu entusiasmo, le has devuelto a alguien un objetivo creativo en su vida. No sucede todos los días, pero por suerte tampoco ha sido una sola vez.

Un mensaje final que quieras dejarle a nuestros lectores.

R: Escribir, decía un querido maestro de mi juventud, no es un medio de vida, sino un modo de la vida. Cuando escribas atiende primero que nada a tu propio placer. Nadie te obliga a hacerlo si en lugar de disfrutar lo sientes como un sufrimiento, no hay nadie que esté allí esperando tu próxima obra maestra. Es más importante vivir que construir una obra. Claro que para algunos de nosotros, construir una obra, aunque al final sólo lo sepamos nosotros mismos, es un elemento inseparable del hecho de vivir. Cuando has pasado casi por todo, puede que llegue un momento en que tu vida sea fundamentalmente eso: leer y escribir. Defiéndelo a muerte. Por encima de la muerte.

Enrique D. Zattara (Argentina) es un escritor, periodista, crítico literario, editor. Nació en un pueblo del interior de la Argentina, vivió 18 años en Buenos Aires, 22 años en Málaga (España) y actualmente reside en Londres, donde dirige el proyecto cultural multimedia El Ojo de la Cultura Hispanoamericana.
Como periodista y crítico, ha escrito en casi un centenar de publicaciones argentinas y españolas, entre ellas los suplementos de Clarín y La Voz; y ha dirigido durante más de quince años en total publicaciones como Alsur (San Telmo-La Boca-Barracas) y La Prensa de la Axarquía (Málaga). Además, en España ha conducido diversos programas de contenido cultural y político en radio y televisión.
Ha fundado y dirigido cuatro revistas literarias, Nova Arte y Contrapelo (B. Aires), Utopía poética y Letras Axárquicas (Málaga). Coordina actualmente los Talleres de Escritura Creativa de El Ojo de la Cultura.
Como escritor, ha publicado siete libros de poesía, dos de cuentos, dos novelas y ocho libros más de ensayo e historia. Ha fundado en Londres ZTR Radio y Ediciones El Ojo de la Cultura, actualmente en funcionamiento.