MAURICIO ARCILA: “Me identifico con los ‘poiétai’ de la antigüedad”

“Es una herramienta de convivencia porque permite a los seres humanos entrar en un sentido de comunión”. Así describe a la literatura Mauricio Arcila, poeta y filósofo, director de la Revista Innombrable.

Si pensadores como Platón, Aristóteles y Schopenhauer indican que la filosofía nace del asombro de la realidad misma, de la creación como tal. ¿Existe entonces un conflicto con la poesía o la relación entre ambas es demasiada estrecha?
La relación entre la filosofía y la poesía es una relación muy antigua. Platón, en el Banquete, define todo acto de creación como poíésis. La poíésis no se refiere únicamente a la poesía como estilo o género literario, sino que refiere a la idea de creación en todas las artes, al igual que define a todos estos creadores como poiétai, Platón, entonces, refiere estos dos conceptos desde el ámbito filosófico, pero da cuenta de la función de la poíésis como creación, y al poiétai como el artífice de la creación.

En este sentido, la poesía debe entenderse como todo acto de creación humano, aquí la pregunta es ¿la poíésis es algo inherente a la condición humana? Yo diría que sí, respondiendo con Hölderlin y Heidegger, quienes afirman “poéticamente, habita el hombre en esta tierra”. Esto no quiere decir que todos los seres humanos sean poetas en el sentido del género literario, sino que se refiere a que el ser humano construye su realidad a partir de metáforas; somos la proyección de nuestras propias ideas, construimos poéticamente nuestro mundo, habitamos nuestra propia poética, y esa es precisamente la función de la “poíésis”.

Respecto al problema de la filosofía y su aparente conflicto con la poesía, para los griegos, la filosofía era principalmente fileîn [amar], pero este amar o amor por la sabiduría, no debe entenderse únicamente en el sentido idealizado del amor platónico, sino que refiere también a una relación, a un deseo por conocer y comprender. Desde esta perspectiva, podemos hablar de varias corrientes o posicionamientos filosóficos que tienen una relación distinta con la poíésis. Por ejemplo, la escuela heraclítea, que tanto influyó posteriormente a autores como Hegel, Schopenhauer y Nietzsche, y que consiste, básicamente, en utilizar la “poíésis” como arma de combate en el desarrollo de un diálogo, postura que para Platón o el idealismo kantiano, serían inaceptables. De aquí que la relación entre la poíésis y fileîn o el amor por la filosofía, sea también una historia de encuentros y desencuentros.

Hoy en día tendríamos que pensar si estas categorías de poíésis y fileîn siguen intactas o cuáles son las transformaciones que han sufrido a lo largo de la historia. Y esto implicaría trazar una historiografía del pensamiento poético y filosófico. Sin duda alguna, un proyecto monumental.

La Caverna de Mauricio Arcila Arango

Dicen que estamos dentro, con las vendas en los ojos, la memoria en las cadenas del instante fulguroso, como el día que nuestros ancestros, llegados de otras partes, fueron dispuestos para el festín. Abajo, en el fondo, lugar de las representaciones, están los nadies, las sombras tras las sombras, los sin nombre, olvidados porque ya no tienen rostro.

Ni niños, ni animales, sus figuras se disponen, pronuncian las palabras olvidadas de otros tiempos, de otras dimensiones inaccesibles para los cuerpos objetivados, las cabezas y las manos sobrepuestas en formas disonantes, indescriptibles, aquí ya nadie habita, más es morada obligada, la ausencia de luz es la luz, entre las penumbras conjuntas.

Allá arriba, donde no alcanza nuestra mirada, es el lugar de la claridad y el canto, donde el titiritero realiza su obra, para el espectáculo de los prisioneros, dicen que las herramientas habitan en estos cuartos, donde la piedra y la madera se disponen, los libreros y las cartas, signan los pasos que se han se seguir, para que la obra continue su marcha.

Aquí entre nosotros, no hay diferencia entre ser y el estar, si la agonía pudiera categorizarse, empero, somos un montón, carne dispuesta al espectáculo, de la eterna alba, esa sombra danzante que dispone el fuego e ilumina, aquí el tiempo no transcurre como el tiempo de los hombres, lo eterno, si es que existe, es la disposición continua de la tortura enumerada.

Dicen, los que conocen el lenguaje, que en otras épocas, algunos pudieron marchar de esta morada, no obstante, regresaron, profesando gritos incomprensibles, hablaban de la vida en la vida, y de la libertad de la verdad, con su actitud desenfrenada, y su extraña apariencia, se expusieron sin remedio a la purificación del sacrificio, ahora eran libres.

MAURICIO ARCILA ARANGO leyendo La Caverna de su propia autoría


¿Los filósofos y poetas manejan dos lenguajes y actitudes contrapuestas?
El fundamento del lenguaje es totalmente conflictivo, podríamos decir, aún de manera más radical, que cada poeta y filósofo maneja una actitud contrapuesta a su momento histórico y tradición. No debe verse este conflicto como un problema superficial o de vanidad de los autores, sino que la misma idea de poíésis y filosofía es conflictiva, tanto la poíésis, como la filosofía, parten de puntos de vista o sistemas subjetivos, esto es más visible para el campo de la poesía que acepta la subjetividad del poema como parte fundamental de su creación, mientras que por otro lado, el pensamiento filosófico, aunque bien parte de un punto de vista subjetivo, su relación con la historia del pensamiento, los sistemas filosóficos y la comprensión de las misma ciencia, llevan al filósofo a entablar un diálogo con esta misma tradición. Debe señalarse que la relación entre filosofía y poesía a lo largo de la historia no ha sido la misma, lo común entonces entre estas formas de pensamiento es la diferencia, la postura subjetiva y contrapuesta de cada individuo.

La Danza Universal 
I
¡Danza el universo entero!
Luz pura – sarcasmo
moviéndose al ritmo de mi eufórico canto
¡Danza el universo entero!
El sueño y la muerte… hermanos
pena y engaño del destino cruel
¡Danza el universo entero!
En algún lugar al borde del cosmos
¡Danza el universo entero!
Merodea el abismo del pozo sin fondo
II
¡Danza el universo entero!
Condenado a la materia oscura
amor – muerte por decreto suyo
¡Danza el universo entero!
Neuma del aire – fuego
quinto mundo – Éter – Cosmos…
¡Danza el universo entero!
Invoca la flor fundamental del Caos
¡Danza el universo entero!
Totalmente sin carácter – ilimitado: el infinito
III
¡Danza el universo entero!
Venganza – angustia
discordia – ternura de su vejez
¡Danza el universo entero!
La sentencia airada de la energía oscura
ni la apelo – la resisto… no la huyo
¡Danza el universo entero!
Azar indeterminado – aleatoria incertidumbre
¡Danza el universo entero!
Habitualmente en el lugar de lo incomprensible
IV
¡Danza el universo entero!
¿Dónde irá a parar el eco de este canto?’

¿Cuál es la meta en tu obra o vida?  ¿Eres optimista con respecto al futuro?
En la producción de mi pensamiento, no podría hablar precisamente de una obra o una meta a la cuál me dirija. A lo largo de mi experiencia he tenido la oportunidad de estar en proyectos musicales, literarios, y de estudiar campos como la historia, la filosofía, el psicoanálisis, siendo estas herramientas para plantear interrogantes fundamentales, como el sentido de lo humano o el problema de la existencia. En ese sentido, me gusta hablar más de rastros o huellas de una obra, entre esos rastros he tenido la oportunidad de participar en la grabación de 3 discos musicales como vocalista, 2 producidos en New York y otro en Suecia, en mi oficio como Historiador, he podido participar en la elaboración de 4 libros de historia local o comunitaria, la publicación de algunos libros y antologías de poesía y la publicación de artículos de filosofía.

En estos momentos mi trabajo se centra en la relación epistemológica entre historia-filosofía y poesía.  No me considero un optimista en el sentido positivo de la palabra, me identifico con los poiétai de la antigüedad, un creador sin fronteras.

En relación a tu escuela como filósofo y poeta ¿Quiénes han sido tus referentes? ¿Por qué?
Mi acercamiento a la filosofía y a la poesía se da por lecturas juveniles, especialmente en la poesía emprendí un proceso de investigación y creación que luego se ve reforzada por los estudios de historia. En este tiempo fue muy importante el acercamiento con Víctor Raúl Jaramillo, creador de la mítica banda de metal colombiana, Reencarnación, también filósofo y poeta; luego, en el 2011, cuando viajé a México tuve la oportunidad de estudiar con el poeta Raúl Renán, el máximo exponente la poesía experimental, místico y gran ser humano. Podría decir que son ellos dos mis grandes maestros en el campo poético. En el campo de la historia y la filosofía, he sido estudiante de Gonzalo Soto Posada, Germán Plascencia, Alfonso Mendiola, François Dosse, Jacques Rancière, entre otros. Todos muy importantes para mi proceso de formación, especialmente por la autenticidad de sus obras y el esfuerzo para el desarrollo de nuevos campos de problematización.

¿Cómo surgió la Revista Innombrable?
La Revista Innombrable surge como una necesidad que se ha prolongado con el tiempo, ya una década desde que un grupo de estudiantes de universidades públicas de Medellín, se unen para generar espacios de creación y difusión cultural. Desde ese momento se empezaron a trazar una serie de amistades y complicidades que han traspasado fronteras, son 10 números que reúnen cerca de 600 artistas de todo el mundo, poetas, pintores, ensayistas, contemporáneos y en el ejercicio de creación.

Aunque durante estos 10 años he estado acompañando a la Revista Innombrable, siempre, y he intentado trazar un distanciamiento que no entorpezca el desarrollo libre del proyecto. No podría hablarse de la Revista Innombrable como un colectivo poético, tampoco somos una asociación de artistas, ni un grupo de arte consolidado que represente un estilo de arte o literario. La Revista Innombrable ha funcionado más como un espacio de emergencia y de encuentro que nos ha permitido entablar un diálogo y amistad con artistas de todo el mundo.

Cuéntanos de tus futuros proyectos.
Actualmente, nos encontramos muy activos con la revista, trabajando en lo que será nuestro próximo número y el acompañamiento a la Antología de Poesía de la Internacional Nadaísta desde Santa Elena. Estamos publicando la serie ¿Qué es la Poesía? que reúne una amplia muestra de autores colombianos. Y, también, preparamos la antología de poesía Internacional con traducciones originales de la Revista Innombrable. En la parte personal, estoy trabajando en la publicación de ensayos de filosofía, en colaboración de la Philosophy International Journal de la editorial Medwin Publishers de Michigan, en la cual soy editor invitado.

El Sueño de Mauricio Arcila Arango

‘La soñante dice: un sueño de salvajes donde las pesadillas son reales. La frente sudorosa, los ojos dilatados, la boca seca, las extremidades rígidas, y la conciencia aguda, inmóvil, impotente, y los salvajes invadiendo sus sueños, ellos, los reales, aquellos inmortales que siempre vienen acompañados del conflicto.

Una mesa circular, una comida sin servirse, alrededor, los no-invitados, los venidos, los llegados, de esas partes, de las cartas, del espejo, de sus ojos, aquel pozo profundo, metáfora absurda y limitante, opuesta a la antigua caverna, aquella, la del conflicto, la que los poetas mantuvieron clausurada durante la revuelta.

Guiado por ella, la desconocida, con las cartas y el espejo, con los miembros amputados, cruel mensaje, transitorio e ineficaz, para aquellos que aún tienen la esperanza de su sueño, poema irresuelto, devorado por osos y dragones, al menos por la fantasía, esperanza de la ensoñación, sentido mínimo de la nada.

La soñante dice: un sueño de salvajes donde las pesadillas son reales. Un viejo maestro, en la niebla, en la nube distante, con el ángulo correcto, el del no-cuerpo, errante, en el no-pensamiento, recibiendo la carta de la mujer desconocida, espejo del combate, pesadilla de salvajes, donde los sueños son reales.

MAURICIO ARCILA ARANGO (Colombia, 1985) Director y miembro fundador de la Revista Innombrable desde el año 2009. Entre sus publicaciones se encuentran: Las Flores del Caos, (H)onda Nómada Ediciones, Colección Pase de Abordar, México D.F, 2013; Antología de Poesía “II Internacional Nadaísta”, Centro Transdisciplinario Poesía y Trayecto A.C, México D.F, 2015; y participe de la antología “Naufragio del Nigromante”, Aquelarre Editoras, México D.F, 2015. Docente del Departamento de Filosofía de la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México. Candidato a Doctor en Filosofía, Maestro en Saberes sobre Subjetividad y Violencia, Historiador de la Universidad Nacional de Colombia. Ha sido invitado a participar a diferentes festivales y eventos de poesía, entre los que resaltan el 29 Festival Internacional de Poesía de Medellín (Colombia), 1er Festival Internacional Digital Revista la Ventana (Perú), Trueque Poético (Bolivia). Ha participado como ponente y realizador de diferentes congresos, coloquios y eventos de arte y humanidades.