Lectura 15: Dos poemas de Griselda García. Por Gerald Mac Burney

Collages: Julia Malkova

Trabajar cansa

Hombres con el torso desnudo

arrojan piedras al agua,

ven el río desde el río,

cometas que se niegan a volar,

cascos de viejos buques bajo el sol.

*

Hombres que una vez han hecho hijos

por la noche vuelven

a la pieza única, al único catre,

un último vaso de vino al acostarse,

alivio del fresco en la almohada,

asco de ese mundo que los olvidó.

El llamado de la sangre

Cada noche Padre

ciego de ardor

golpeaba la cuna de carne

donde yo crecía.

*

Mi cuerpo

recuerda la embestida

mes a mes.

En sangre acusa aquel deseo,

este terror.

Griselda García