Este museo se creó por cariño más una pizca de irreverencia por lo convencional. En primer lugar quiero decir que no existe ningún museo; solo dijimos que sí, pero no es necesario enviar dinero para financiar nada… Realmente no soy un artista internacional, ni los poetas representados tuvieron algo que ver con esta exhibición.

Todo es una farsa.

Sin embargo, las pinturas son reales. Existen en mi sótano y todas fueron realizadas en diferentes momentos, inspiradas en los versos de los poetas destacados, los cuales admiro por su constante creencia en el poder de las palabras para cambiar el mundo.

No pinté retratos para complacer a nadie. No soy una pintora. Soy una académica a la que le gusta jugar con los colores.

En mi profesión me mantengo diariamente al tanto de miles de detalles, pero cuando juego con los colores, no pienso ni planeo. No tengo metas. Simplemente disfruto viendo cómo la pintura crea las imágenes para mí.

Recientemente, mientras escuchaba unos poemas recitados y pintaba las tejas de mi techo, la pintura me mostró el rostro de la poeta Gaby Sambuccetti. Traté de hacerla tan mágica como la percibo, en su naturaleza de poeta “buena / mala”. Por alguna razón, quizás también a causa del vino, decidí que sería bueno enviarle una nota de agradecimiento con el cuadro que pinté de ella.

Eso puede que haya sido un error porque las siguientes palabras de Gaby fueron: “¡Tengo una idea!” y así nació la idea de un “museo virtual” para una exhibición de una “artista internacional”. En esta colección, algo fortuita, que hemos reunido para usted, verá el concepto del poeta tal como lo traduce mi pincel, así como también podrán apreciar tres o cuatro versos de cada poeta que hemos elegido.

Habiendo eliminado los derechos de los autores (después de todo, nadie está a cargo de sus propias imágenes o palabras), podemos ofrecerles este museo ficticio de personas reales y textos filtrados a través de los distintos niveles de interpretación subjetiva que imitan la forma en que funciona la poesía cuando se consume. Al hacerlo, esperamos enfatizar en la reciprocidad del arte: es decir, el lector / espectador es tan necesario como el poeta / artista para que la poesía y el arte tengan lugar.
.
Como grupo, esperamos divertirlos pidiéndoles que asistan a esta falsa exhibición sin otro objetivo más que hacerlos mirar la noción de arte y poesía bajo una nueva luz: ¿Quiénes son estos artistas? ¿Por qué fueron pintados? ¿Por qué estos versos y no otros? ¿Existe alguna lógica en absoluto? Posiblemente la haya, pero solo si crean su propio museo de significado con todo lo que hemos proporcianado.


The Poets Museum

Poet: Sofía Sánchez

“No era un poema
era una flor,
el tiempo
un hombre manzana”*

*Del evento: no somos Poetars. ‘Es tampoco es una pipa”


Poet: Enrique Bernales Albites

“Pariendo el horno en cenizas,
como cada puñal
que hiere tiernamente
en su ignorancia”*

*Ocho Ensayos de Interpretación de la Realidad Peruana
(del libro inédito Entre la casa y el mar)


Poet: Gaby Sambuccetti

“Les voy a contar el secreto
de muchos artistas consagrados:
no merecen tu atención”*

*The Good, the Bad & the Poet (Bilingual Edition). “Idols”
El Ojo de la Cultura, London (2020).


Poet: Florentino Díaz

“Yo canto con Bach y con Dietrich
Con Benjamin y Artaud
Los vuelos encontrados del alma
Tú cantas ese destello infinito”*

*Florentino Díaz, Oda a Berlín (2015)


Poet: Carolina Sánchez

“Los gritos lejanos
de los pájaros
son la única medida de tiempo”*

*Del libro Viaje (Ultramarina Cartonera & Digital, 2020)


Poet: Iván Vergara

“Inquietos abrimos los ojos
y nos miramos
sabiendo que no lo sabremos.”*

*Del libro inédito: Evocaciones, mascotas y miedos. 06:08 hrs.”

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here