Voy a empezar por una pregunta molesta, por su reiteración constante, para las personas que residen en otros países: ¿Cómo termina un poeta argentino viviendo en Bélgica? 
De la manera más banal del mundo: siguiendo a la novia.

Me vi interesada en el trabajo que desarrollas en tu blog, El teclado excéntrico. Pienso que los blogs están generando un impacto en el mundo literario, que ya comenzó hace tiempo, pero que logró de alguna manera imponerse. ¿Qué piensas al respecto? 
Gracias por la parte que eventualmente me toque. Me sorprende —positivamente— esa referencia a la actualidad de los blogs: yo estaba convencido de estar haciendo algo, para decirlo de una manera elegante, vintage. Sucede que el blog lo empecé con una forma, un foco y una temática muy distintas, en el 2007. Primero era un blog postanarquista desde el prisma del humor, después (en el 2008) empezó a centrarse en la política argentina, y durante el 2013 tomó la dirección que tiene ahora: la producción poética con eje (no exclusivo) en la creación en español en países de otras lenguas. Por una cuestión de coherencia temática había borrado todos los posteos anteriores. Después recuperé algunos con esa caprichosidad que permite ese curioso espacio del ego que son los blogs (risas).

¿Por qué no abrí un blog nuevo en vez de continuar el anterior si el cambio iba a ser tan grande? Las razones son varias. La primera es práctica y tiene que ver con la antigüedad del blog, y su imbricación en una comunidad, más allá del cambio de eje. La segunda es más de índole emocional, y se vincula con el apego al trabajo realizado y el deseo de continuidad, aunque sea en una forma nueva. Y por último, porque no me resignaba a romper una cierta continuidad del trabajo de escritura, más allá de las temáticas. Creo que se trató, en última instancia, de la afirmación de la primacía del estilo por sobre todo lo demás.

Con respecto al impacto de los blogs en el mundo literario, no sabría decirte. Pero sin duda la virtualidad, en sus diversas formas audiovisuales y textuales, ayuda a la difusión.

¿Qué te motivó a abrir ese espacio del Teclado Excéntrico?
La toma de conciencia del decalaje entre mi autoimagen como poeta y mi contexto de producción. Me di cuenta de que, de alguna manera, me seguía considerando el que había sido, un poeta porteño en Buenos Aires, cuando ya era otro. No se escribe en el vacío: desde dónde escribimos, física y mentalmente, no puede no influenciar nuestros textos. De allí el “lema a lo Pessoa” del blog: “Mi patria es la lengua castellana, mi provincia la poesía, y mi aldea es la de los que viven afuera”. 

En cuanto a la serie “Buena/ mala poesía, según les poetas” surgió de una necesidad de explorar los criterios estéticos de poetas en actividad, como otra forma de entender y de acercarse a la poesía tal como se la lee y se la escribe ahora.

Aquí viene mi venganza a tu entrevista: ¿Qué es un mal poeta? ¿Qué es un buen poema?
(Risas) Un mal poeta se define por oposición a un buen poeta, que siempre trabaja para serlo, aunque diga que no, aunque declare funcionar a pura inspiración. Si es un buen poeta eso último será mentira (cosa que a mí no me molesta en lo más mínimo). El buen poeta trabaja, ya sea sobre una hoja, una pantalla, en su cabeza… pero trabaja, reflexiona. Y trabaja para desarrollar su estilo. Y lee. El buen poeta lee. Aunque diga que no. Y, como elemento esencial, el buen poeta escucha la música que suena en su cabeza. El mal poeta será entonces, sobre todo, aquel que no puede, no sabe o no quiere escuchar esa música. El poeta que, por ende, no se conoce como poeta. Supongo que, en ese sentido, todos o la mayoría empezamos como malos poetas (yo seguro).

Un buen poema está construido con estilo propio, sea por reflexión o por intuición. Es un texto que no podría haber sido otra cosa que un poema, y que ESE poema. 

¿Te gustaría que el blog se convierta en otra cosa? Por ejemplo, una organización, un libro, un podcast, etc. 
Es una buena pregunta. El blog, por lo pronto, ya originó un grupo Facebook, La Internacional de Poesía Expatriada, que empezó con 11 miembros y ya superó los 1200. Si eso terminara derivando en algo más orgánico sería por supuesto un orgullo, pero no es algo que pueda forzarse. ¿Si me gustaría que diera pie a un libro? Seguro, y más también, pero nunca podría tratarse de una simple selección, ya que el blog cobija diferentes iniciativas y proyectos. Las entrevistas, críticas y reflexiones teóricas podrían constituir un conjunto. Los Poemas con excusa -un juego poético con consigna temática y formal- otro, en este último caso de autoría múltiple. ¡Editores interesados, somos todo oídos! [risa] Y amo los podcasts (porque amo la radio), pero es un trabajo totalmente distinto. De nuevo, escuchamos ofertas [risa]. 

Me encanta que el nombre del Blog sale de un poema tuyo “Voces de teclado excéntrico” ¿Qué vino primero el poema o el blog?  
Antes que nada, gracias por la lectura cuidadosa que la pregunta evidencia. Primero fue el blog. Confidencia de cocina de la escritura: ese poema está hecho principalmente a partir de posteos del blog, más alguna crítica escrita para otro espacio. Cada verso hace referencia al estilo de un poeta distinto. Por supuesto, eso sólo puede pasar desapercibido para el lector. Pero la broma privada sirve, en ese caso, para sacudir los hábitos propios de escritura, los yeites que puedo estar usando hasta sin darme cuenta.  

¿Cuáles son tus autores argentinos favoritos? ¿Estar en Bélgica te hizo cambiar de estilo como lector?
Buena pregunta también. En principio, expatriarme “virtualizó” mis lecturas de poesía, y también las internacionalizó. “Favoritos” es demasiado esencialista, pero sí te puedo tirar los nombres de algunos poetas cuya lectura (de su poesía y/o de sus reflexiones al respecto) me haya resultado memorable, por motivos a veces diversos. Argentinos, Marina Mariasch, Martín Gambarotta, Carolina Lesta, Bernardo Schiavetta, Cecilia Pavón, Daniel Freidemberg. Pero los “míos” ahora son sobre todo los que escriben o escribieron en países de otras lenguas. Y eso incluye, saliendo de los argentinos, a Benito del Pliego, Joaquín Badajoz, Luis Correa Díaz, José Kozer, Moís Benarroch y a muches otres. Algo que leo todos los días es el singular proyecto en Facebook (en francés) La vie rêvée des poètes [“La vida soñada de los poetas”] , en el que la argentino-hispano-ítalo-francesa Samantha Barendson relata sus sueños de manera cotidiana.

¿A qué autores te gustaría tener en tu blog si pudieras elegir a cualquiera (vivos o muertos)?
Muertos a ninguno porque la idea del blog es, justamente, explorar lo que se está escribiendo mañana, parafraseando a Cortázar. Y vivos a los que vaya descubriendo, por recomendación o por lecturas propias. Juro que no quise hacer trampa en la respuesta, pero es la única honesta teniendo en cuenta la naturaleza exploratoria del blog.

Cuéntanos un poco sobre tus próximos proyectos literarios.  
Mi relación con la escritura es caótica, y en ese sentido, el blog es mi ancla. La actual serie de posteos del blog, “Buena/ mala poesía, según les poetas”, es la que mantiene viva mi reflexión sobre la poesía.

Un mensaje para nuestros lectores de distintos países
¡Nunca usen “poeta” o “poesía” como adjetivo o como metáfora! La poesía es una forma literaria, y una muy especial, porque arranca al lenguaje de su esclavitud comunicativa. La poesía es estética pura, en su máxima expresión. 


Alejo Steimberg (Argentina, Buenos Aires, 1974). Estudió letras en la UBA y luego hizo un doctorado en teoría literaria en la Universidad de Extremadura (España) desde Bruselas, siguiendo la divisa belga (y argentina!) “Pourquoi faire simple quand on peut faire compliqué” (“Por qué hacerla fácil si la podés hacer difícil”). Publicó un par de libros hace bastante y luego sólo en publicaciones en línea y en revistas, en parte por vagancia y en parte por tozudez frente al modelo corriente de autofinanciación de los poemarios. Ha sido premiado en distintos concursos literarios y ha publicado en antologías y revistas en papel y en la Red en distintos países. Administra el blog El Teclado Excéntrico, dedicado (sin exclusividad) a la construcción de un mapa de la poesía escrita en español en países de otras lenguas,y el grupo Facebook La Internacional de Poesía Expatriada. Vive en Bélgica.

Previous articleNo somos cisnes blancos, somos pájaros en vuelo…¡SOMOS BRUJAS!
Next articleDescensus ad inferos & metamorfosis en el cuerpo y en la voz del poema: inscripciones del miedo en Teresa Orbegoso
Gaby Sambuccetti (Buenos Aires, 1986) es Lic. en Escritura Creativa otorgado por Brunel University, Londres (First Class Honours) y profesora de literatura (Argentina). También realizó un curso de Inglés Antiguo en la Universidad de Oxford. Actualmente está realizando un máster en King’s College London (Londres) en Literatura Latinoamericana. Es la directora y fundadora de la organización de la La Ninfa Eco con sede central en Oxford. Fue directora de eventos literarios del grupo Oxford Writers’ House (Oxford) que trabajaba con la Universidad y la comunidad de Oxford. Durante el 2019 Fue parte de un debate en el Parlamento Británico sobre escritura y medios digitales. Leyó sus poemas en universidades como la Universidad de Oxford, SOAS, Brunel y Northern Colorado (USA). Es la autora de Al nudo lo que nos quitó, Los vidrios aman quebrarse y The Good, The Bad & The Poet. Fue parte de la antología Liberoamericanas: 80 poetas contemporáneas publicada por Liberoamérica en España y Latinoamérica. También fue parte de la antología británica Other Voices: Poems to Celebrate 40 Years of The Cure con su poema “Expats don’t cry”. Su cuento “Spider Web” (Telaraña) fue seleccionado por su universidad para formar parte de un libro que compila los mejores cuentos de ciencia ficción producidos por estudiantes de la universidad durante el 2017 en Londres. Otras antologías de las que participó incluyen: Torre Latinoamericana (México, 2021), Wizards, Werewolves and Weird Engines (London, Brunel University, 2018), Poesía Deliberada (Argentina, Textos Intrusos, 2013), Letters on Paper, Bilingual Anthology (Argentina, De los Cuatro Vientos, 2013). Ha colaborado como escritora interna o externa en diferentes revistas y proyectos editoriales, tales como: La Mascarada (México), El Humo (México), Liberoamerica (Spain), Editorial Aquitania (Cuba/México), entre otras. Participó de eventos y festivales internacionales recitando sus poemas, impartiendo charlas, talleres y cursos literarios. Sus libros, publicaciones y colaboraciones aparecen en distintas revistas literarias de Latinoamérica, Europa y el Reino Unido, Asia y Estados Unidos (en diferentes idiomas). Está radicada en el Reino Unido desde finales del 2012.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here