Elia Domenzain es actriz, bailarina, escritora, promotora cultural y productora escénica. En fin una artista multidisciplinaria. Licenciada en Literatura Dramática y Teatro, miembro del World Congress of Poets. En 1988 obtuvo la medalla del Centro Nacional de Literatura de Bratislava en Eslovaquia. Amante de las artes en general, promotora cultural en México, una mujer incansable e intensa, activa e inquieta que promueve, a través de sus presentaciones y escritos, la libertad y el derecho de equidad de la mujer.


¿Eres una actriz que escribe poesía o una poeta que actúa?
Una poeta que bailó entre tintas y hojas y descubrió que también podía hablar. Una poeta que escribe, una actriz que actúa y, a veces, la actriz ha escrito y la poeta ha actuado, sobre todo esta última, diciendo sus propios versos en lecturas dramatizadas y espectáculos multidisciplinarios.

MINOTAURO (Y ahora, soy yo la Torera, Elia Domenzain)

Con tu canto
cristalízales todas sus esperanzas
en una gran torre de marfil;
que todo se torne enorme,
altísimo pilar,
afiladísima columna
hecha de redes de hilos cristalizados
brillando como diamantes
encadenados hacia el tapiz
de las constelaciones estelares en el cielo,
cósmicas torres,
góticas elongaciones apuntando
hasta la tinta azul añil del infinito
dentro del tiempo en el espacio del existir.
Minotauro,
con tu canto,
cristalízate los sueños,
tus anhelos,
mis deseos,
maravillas por vivir.

¿Se puede identificar un vínculo entre la creación de un poema y la representación del actor a partir de la creación de un lenguaje propio?
La creación de un poema puede ser a través de la inspiración o puede ser a través del trabajo de soltar el puño, previo tema sugerido, por ejemplo para un encuentro de poetas. La representación del actor parte de una dramaturgia que guía la creación del personaje con su perfil sociológico, psicológico y físico, y el enlace de la dirección escénica y la intuición e imaginación del actor para entregarse a la escena. Y es el lenguaje propio el que emana e irradia su voz. De modo que, al presentarse ambas creaciones en una sola persona, sí, puedes identificar una relación en la creación misma. Alguna ocasión alguien me dijo lo siguiente: “Domenzain, es que tus poemas son para ser dichos por ti”.

¿La forma de crear el lenguaje en tus poemas en qué medida se identifica con la de otros escritores?
Con los poetas que más he leído y dicho por fascinación. Con mis amados clásicos, los poetas dramaturgos del Siglo de Oro. ¿Por qué? Porque al decir los diálogos de las obras de teatro de Sor Juana Inés de la Cruz, de Juan Ruiz de Alarcón, de Pedro Calderón de la Barca, de Francisco de Quevedo y Villegas, de Lope de Vega, de Miguel de Cervantes Saavedra y de William Shakespeare, tu oído introyecta la métrica, la melodía, la rima; tu mente absorbe la metáfora, la filosofía, la eterna pregunta humana; tu corazón o tu víscera reverbera la emoción en cada estrofa, en cada verso. Y, entonces, fluye el pensamiento en ese cauce acompasado o álgido en pizzicato de la métrica exacta, del entendimiento preciso, de la reflexión eterna, para siglos después desembocar en la libertad oceánica del verso libre, del verso blanco. Y ya lejos del Siglo de Oro, entre mis favoritos absolutos: Federico García Lorca, Rosario Castellanos, Guadalupe Amor, José Emilio Pacheco, Luis Cernuda, Vicente Huidobro, Concha Urquiza. 

¿Cuál consideras que es el objetivo y la razón principal de la poesía?
La poesía me nace por única necesidad intrínseca de expresión, fluye. La poesía es. Y sí, después surge el gusto por compartirla, y luego publicarla para llevarla a un público más amplio. Luego la poesía que grita, denuncia, protesta, abraza almas, sacude mentes, sí tiene como objetivo ser escuchada para despertar conciencias, provocar la armonía, decretar la paz y expandir el amor. Tal vez la razón principal de la poesía sea sublimarnos en frecuencias vibracionales muy elevadas, y ahí, en la unicidad infinita del todo, expandirnos en la luz. Eso me gusta lograr, me encanta.

EL ROL DE LOS POETAS (Elia Domenzain)

             El rol de los poetas será cantar mañana.

             Hoy su posición es observar el horror,

             cancelarlo y programarle el canto a la humanidad.

¡Cuánto sucede! ¡Horror…! y sucede.

Mas nadie denuncia, nadie lo anuncia

sino el poeta en desolación.

EL ROL DE LOS POETAS ES CANTAR

LA POSICIÓN —————–OBSERVAR

cantando observarse cantando

las verdaderas realidades

de las circunstancias políticas, económicas y morales

plasmando los cantos con tinta en el papel.

EL ROL DE LOS POETAS ES CANTAR

para despertar la conciencia

y trascender la avaricia humana:

       olvidar el saqueo a la Tierra,

       terminar la explotación de las minas…

Es mejor construir ingeniosamente

       sin destruir el terreno,

       sin lastimar el monte,

       sin destazar la carne,

       sin matar el nervio

                de la chispa divina

                de una de las formas de la EXISTENCIA.

Ahora nos toca aquí, en esta Tierra, en el planeta.

Planeta maravilloso de jacarandas dadivosas, generosas

y de gerveras que florecen, con agua reviven y eluden la sequía

para a su vez saciar la sed de los poetas

que en la Magna Expresión Creativa de la Naturaleza

toman un hada como una musa,

como un gran soplo de inspiración.

Y la poetisa mira tu foto.

Vibra energía de seducción silente,

solitaria seducción de mente, consciente, latente palpitación.

La otra poetisa

ya le ha contado

que musulmana

le confesó

cuando muy niña

se lo cortaron,

con una daga,

el clítoris en erección.

Ya más adulta

pues la cosieron

los labios tiernos

–para mi horror–

y al penetrarla

la desgarrara

el bestia macho

quien la violó.

LA POSICIÓN DE LOS POETAS ——- OBSERVAR

para cantarle al mundo

el Canto del Despertar:

La la despierta conciencia,

la la es el despertar,

la mi conciencia despierta

dejara de contaminar.

La la ya se agota la Tierra,

la la no lo va a soportar,

la la si se enoja deshiela

y a todos nos va a congelar. La la.

EL ROL ES DECIR LA VERDAD CANTANDO

para suavizar la impresión

       de la guerra que no acaba;

       tan absurda, tan antigua,

       tan sin sentido, tan mediocre,

absurda pelea de insensatos que se matan entre sí,

pues uno quiere este cerro donde se hable otomí

y el otro serbio no entiende que esa lengua no es de aquí.

El croata hace la guerra

y muchos más, hasta el pakistaní…

HAYA PAZ. CESE LA GUERRA.

RESPETEN EL SUELO EN QUE NACÍ.

Cantó el poeta que observa y canta,

como un jilguero, cual querubín.

Voló la musa, corrió mi ingenio

entre el follaje del gran jardín.

Y la poeta continúa en las flores:

       ¡NO DEJÉIS QUE LAS ROSAS SE MARCHITEN!

       No permitáis que las mujeres sean esclavas,

       ni cortéis botones que no vais a cultivar en flor

       pues matáis la vida misma sin sentido.

En cambio, ¡comed la fruta madura!

      ¡cortadla y comedla!

      dulce, buena y jugosa,

néctares manjares, brebas moradas, bocados deliciosos.

      ¡Chupadlos, mordedlos, saboreadlos!

      Obsequios de la Tierra al paladar.

      Y laméis miel, no sangre

      y relaméis miel, no carne.

(Podas la fruta que se cae de buena,

no matas seres vivientes,

no les violentas la vida,

no te complaces en la crueldad.)

Tampoco toleréis que las rosas se marchiten,

ni las gerveras, ni las acacias,

ni los plúmbagos, ni las aves del Paraíso.

¡Benditos los poetas pues gritan la verdad!

Y cual chaleco blindado: su canto

sonido de hadas arrullando al mar;

poesía telepática entre las conciencias despiertas,

deseosas y en expansión–.

Los poetas cantan verdades en tinta cuya impresión

       borra fronteras,

       desenmascara guerrilleros

       y traspasa la aduana.

Y rondan las páginas garabateadas

llorando ansias de libertad,

aullando dolores incomprendidos,

desgarrando voces desconcertadas,

encarcelando letras sudafricanas

pues no había negros en sucesión.

A través de los poetas,

aparición de locos inofensivos,

se infiltra el arte por difusión

y toca el alma hasta el planeta

que porta anillos muy saturninos –“hoyos de ozono”–

sólo te filtran a discreción.

Las niñas gritan cuando las cosen

       cuando les cortan el corazón.

Quién pudiera imaginar

       ser desgarrada al momento

            de la impactante penetración.

Quién pudiera denunciar

      ser lastimada en aras

            de una costumbre de religión.

Y quién querrá el valor de anunciar:

       A ellas sólo dolor;

            ya ni placer más nunca

                  pues les truncaron la excitación.

Hoy gritamos en la línea,

mañana cantamos en el renglón,

(subconsciente reprogramado)

hacia un mejor planeta, Amor.

 

¿Qué consejo le darías a las personas que quisieran dedicarse de alguna forma al arte en general? ¿Cuál ha sido tu experiencia como artista multidisciplinar?
Prepararse, prepararse, eternamente prepararse. Ser creadores y productores de sus propios proyectos. Tener una seria asesoría financiera para administrar los ingresos. Conseguir un representante o un agente que te consiga castings para lograr ser contratado. No desdeñar un ingreso fijo alterno. Como artista multidisciplinar he gozado las delicias de cada disciplina en la que he participado. ¿Se puede vivir del arte? Cuando se juntan preparación, oportunidad y suerte, sí, o cuando logras el reconocimiento perdurable bien remunerado, y/o cuando consigues que una fundación o una persona proteja, promueva y adquiera tu obra, también.

Bien dijiste que “Los seres humanos somos una sola alma, un solo espíritu, una esencia que no tiene sexo, partido o color de piel”. Así también, la poesía es universal. Sin embargo, la trayectoria del feminismo en las últimas décadas ha contribuido a reinterpretar la realidad, buscando corregir las imágenes estereotipadas de lo femenino. ¿Consideras que los pasos que se han dado en esa dirección han logrado su objetivo?
A menos de cien años de la liberación femenina, a menos de cien años del voto de la mujer en México, no sé si apenas estemos llegando a la mitad del camino cuando las oportunidades de trabajo no son las mismas, cuando los sueldos no son los mismos, la balanza no se ha nivelado, cuando la violencia contra las mujeres parece haberse desatado en lugar de mitigarse. En el mundo entero los feminicidios han aumentado, aún más en el confinamiento a causa de la pandemia. La complejidad del machismo, de mano de la “madrecita santa”, no se ha destejido todavía. Aparentemente la situación de la mujer es un matriarcado disfrazado de patriarcado que emboza un machismo que enmascara la homosexualidad, sin generalizar, claro está. Todavía falta mucho, pero cada logro es un paso adelante. Prueba de ello es la excelente administración del gobierno de las mujeres presidentes de países como: Alemania, Estonia, Etiopía, Nepal, Noruega, Nueva Zelanda, Singapur, Taiwán, Finlandia y Dinamarca.

IZTACCIHUATL Y EL SEÑOR POPOCATEPETL (Elia Domenzain)

Me miro en el ojo

del reflejo en el espejo

Y YA NO ENTIENDO NADA,

golondrina primorosa.

La casita

       y luego

              el risco.

Anoche te encontré,

tanto te invoqué,

Señor Popocatepetl… de noche te reencuentro…

Quisiera me recataran

los ángeles contenidos

en mis golondrinas;

deseara eruptar todo el fuego necesario

para erradicar del planeta a la humanidad

que no cuida su Tierra;

extinguir las ciudades,

abolir el ruido,

incluso el habla.

Si hemos de emitir sonidos

vibrando nuestras cuerdas vocales,

sea para la canción:

cantos corales, angelicales,

de sólo energía pura,

armoniosos, magistrales,

melodiosos, invernales,

como mi cuerpo nevado,

      mis senos nevados,

      mi vientre nevado,

      mis pies nevados,

      mi dormir nevado,

      AMOR ELEVADO

      hasta tu cráter,

      Señor Popocatepetl,

      coronado por la luna

      menguante y muy brillante,

      hasta tu cima,

      Señor Popocatepetl,

      para casi besar el lucero…

Lloro extasiada y sigo llorando

hasta que me congeles las lágrimas,

me disuelvas las lágrimas

en las fumarolas de tu paz,

guarda fiel de mi descanso,

      a hinojos,

      de bruces,

      reverenciando.

Cuéntanos de tus futuros proyectos y escritos.
Te hablo de mis proyectos presentes que son continuar con la promoción de mis poemarios recién publicados en Kindle y paperback de Amazon, asimismo con la preparación de los poemarios inéditos para publicarlos igualmente en versión digital. Están también los ensayos para una grabación que me han solicitado en el marco de los homenajes a Sor Juana Inés de la Cruz en su aniversario luctuoso (17 abril), y los ensayos para una obra de teatro para Semana Santa: Réquiem para Jesús Crucificado de Maricela Lara con Juan Ignacio Aranda, quien gentilmente me ha invitado. Del mismo modo estoy en el estudio de un monólogo que me ha escrito mentalmente el director y dramaturgo Salvador Garcini (digo mentalmente porque me lo ha dictado a distancia, literal). Quiero continuar como docente en la Licenciatura en Teatro y Actuación de la Escuela de Artes de la Universidad Anáhuac México, y como promotora cultural, delegada en México del Otoño Cultural Iberoamericano. Entre mis propósitos destaca continuar con los preparativos del Tiovivo de Altares de Muertos para la edición XIV de este festival en Huelva y Sevilla, con posible presencia en Madrid, y en Córdoba, en intercambio cultural con el Ateneo de Triana, del que estamos conformando la filial en México.Y de los proyectos futuros no te hablo, porque ya ves que entre gente de teatro “es de mala suerte no ser supersticioso” (risas). Ha sido un placer charlar contigo, Gisella, muchas gracias.


ELIA DOMENZAIN (México, 1961) es actriz, bailarina, poeta, directora de teatro, productora escénica y promotora cultural.
TEATRO: Desde 1981 como actriz y bailarina trabaja en más de 50 producciones escénicas con destacados directores mexicanos y extranjeros, tales como Harold Prince, Roy Smith, José Luis Ibáñez, Emilio Carballido, Miguel Sabido, Martha Luna, Salvador Garcini, Héctor Azar, Enrique Alonso, David Hevia, Humberto Zurita, Raúl Araiza y Aarón Hdz Farfán, entre otros.
CINE: Corto y largometrajes de México y del extranjero, dirigida por Andy MacLannan, Eduardo Herrera, Alfredo Zacarías, Ulises Estrada, Julie Taymor, Enrique Begné y Rodrigo Fiallega.
TELEVISION: Telenovelas y unitarios con directores como Antulio Jiménez Pons, Antonio Serrano, Moisés Ortiz Urquidi, Sergio Cataño, Fox.
RADIO Intervención acústica con Jorge Reyes y Tina French. Por la radionovela Rocío, una mujer de nuestro tiempo, obtiene el reconocimiento del IMER por su actuación. Conduce los programas vía internet www.radiotv.mx La buena vida y A tu salud.
PERFORMANCE: Creadora, directora y productora: Tlatoani del bosque: Reconocimiento de la Expoturismo Cultural y de Aventura; Suceso Turquesa – Corazón azteca (para jardines y sitios arqueológicos); y La torera, la cogida y la muerte (poesía taurina con guitarra y ­flamenco), diversos premios y reconocimientos: APT, AMCT, University of California, USA, y el especial del Círculo Chino de Poesía y Cultura, en Hualien, Taiwan.
DIRECCION: Dirige Ensalada de heroínas… ni cómo ayudarlas de Marcela Alvarado; No te pases de esta raya de su autoría; El hábito de Juana de Alejandro Ordorica Saavedra.
POETA: Tlatoani del bosque (Fonca/Banamex 1998), Y ahora, soy yo la torera edición mexicana (Resistencia 2000) y Plata roja (Fdz de Gortari 2004). Y ahora, soy yo la torera edición española (Fundación Caja Rural del Sur y CONACULTA 2006). Miembro World Congress of Poets, medalla del Centro Nacional de Literatura de Bratislava, Eslovaquia. Graba los CDs Poesía religiosa (hispanoamericana), Azar o destino (audiolibro de la novela homónima) y La torera (poesía taurina).
PROMOCIÓN CULTURAL: Desde 2008 delegada en México y cofundadora del festival Otoño Cultural Iberoamericano gestiona y coordina el montaje del “Altar de Muertos” y exposiciones regionales de México, en Huelva y Sevilla con extensión en Madrid.
ACADEMIA: Licenciatura en Literatura Dramática y Teatro, Facultad de Filosofía y Letras, UNAM (Mención honorífica). Master en Docencia, Universidad Anáhuac México. DEA del Doctorado en Letras de la Universidad de Sevilla. Doctorado Honorífico en Letras, WAAC, UNESCO. Desde 2015 miembro del profesorado de la Licenciatura en Teatro y Actuación, Escuela de Artes, Universidad Anáhuac México.

Previous articleLa Ninfa Eco Women’s Festival 2021
Next articleHistoria de mujeres: poesía, música y danza
Gisella Ballabeni (Perú, 1975) Directora de comunicaciones y redactora de contenido para la organización La Ninfa Eco, con sede central en Oxford, Inglaterra. Invitada al encuentro académico y literario “Spanish and Latin American Voices in Oxford” en la Universidad de Oxford en Inglaterra. Cuentos publicados: “Agente 486” en La Tentación de Escribir y “Me Tengo que Ir” en Sexo al Cubo (Antología de 27 relatos escritos por mujeres en Perú). Directora de marketing y comunicación en redes para diferentes empresas del sector educativo. Da charlas, cursos y talleres de redacción; corrección de textos, obras y tesis además de traducción literaria y comercial.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here