Antología: Polvo de estrellas

Danny Prowls (México)

Tú tomas mis manos.
y yo beso tus blancos nudillos;
reposando a la sombra de un tilo,
mi pecho cede un suspiro.

Poco a poco mis pulmones
se retuercen buscando alimento,
mis miembros se tornan violáceos
y mi corazón cede al esfuerzo.

A orillas de un lago
un ave entona su dulce melodía,
mientras toda la creación
se borra lentamente de mis pupilas.

Te apiadas de mí y con un beso
calmas la angustia en mi cuerpo;
todo aquel peso se vuelve ligero,
ya no existe ningún tormento.